Operaciones Especiales de Manoguayabo se convierte en escondite de policías infractores de la ley


Santo Domingo Oeste.- Mientras dura el proceso judicial al que son sometidos, los agentes de la Policía acusados de cometer algún delito permanecen en la cárcel más segura del país, instalada en Manoguayabo, dentro del recinto de las fuerzas élites de la institución del orden público.

En este penal de máxima seguridad, la Dirección de  Prisiones mantiene a 66 presos preventivos y a un condenado.


 “Cuando se produce una condena definitiva los policías se sacan de allí y se mandan al ‘Pabellón de Veteranos’ de la cárcel especificada por el tribunal”, explicó el director de Prisiones, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez.

La cárcel de Operaciones Especiales funciona a solicitud de la jefatura desde el primer gobierno del presidente Leonel Fernández (1996-200).

Garantiza la integridad física de los agentes señalados por el poder judicial, ante las amenazas que asechan a los expersecutores del delito en las prisiones del sistema.

Los barrotes de este centro de reclusión son vigilados por los miembros del equipo ‘Swat’ de la Policía y en sus alrededores merodean las unidades caninas del comando táctico.

En Operaciones Especiales estaban recluidos, hasta el lunes pasado, el  teniente coronel Francisco Pulinario Rodríguez y el capitán Lino de Oca Jiménez, sometidos por la muerte de Rolando Florián Féliz, reo del centro penitenciario de Najayo.

Está cárcel, también, acogió a los agentes de la dotación de Puerto Plata acusados de asociarse con narcotraficantes, en marzo pasado, y a todo el destacamento de Bonao, perseguido por el mismo delito.

Allí fueron enviados, además, los patrulleros acusados de ejecutar a cinco hombres a finales del 2008.
Fuente/Santo Domio Oeste.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada